Existen pequeñas acciones que mantienen el espíritu elevado y que al realizarlas con constancia fomentan el equilibrio interior aquí mencionamos algunas:

  1. Cumple tus propósitos
    Alcanzar tus metas beneficia el concepto que tienes de ti mismo y el valor que te otorgas, lo cual ayuda en la evolución espiritual cuando te tienes en buena estima.
  2. Conoce tus emociones
    Si te sientes mal, siéntete mal, pero analiza todas tus sensaciones. De igual forma si te sientes bien, y así con cualquier emoción. Conoce cómo reaccionas y cómo piensas. Entre mejor te conozcas, mejor evolucionará tu espíritu.
  3. Respeta tus pensamientos y sensaciones
    Una vez que logres identificar tus emociones, pensamientos y hasta sensaciones corporales, es importante que las respetes tal y como son. No trates de cambiarlas, aun si las consideras “negativas”. Sólo conócete y respétate.
  4. Medita
    Además de fomentar la evolución espiritual mediante el alineamiento de tu cuerpo y mente, meditar te ayudará a identificar y respetar las emociones mencionadas en los dos puntos anteriores.
  5. Date un tiempo a solas
    Durante el año es probable que tengas una serie de compromisos que ocupen mucho tiempo de tu vida. Sin embargo, es importante que siempre busques un rato para estar solo. Puede ser haciendo tu actividad preferida o simplemente descansando. La conexión contigo mismo es clave para el desarrollo del espíritu.
  6. Ejercita tu creatividad
    La creatividad ejercita tu mente e imaginación y mejora la calidad de vida, pues la perspectiva con que la vives es más enriquecedora
  7. Conecta con la naturaleza
    La naturaleza siempre nos da la bienvenida con mucho amor y sabiduría, y apenas un rato en contacto con ella nos puede llenar de energía positiva y conocimientos profundo. Busca algún lugar donde escapar de vez en cuando y pasar el tiempo admirando las maravillas del mundo natural. Te ayudará mucho en tu camino espiritual.
  8. Vive tu sexualidad
    Parte importante del equilibrio integral del espíritu es el cuerpo. Al invitarte a vivir tu sexualidad no nos referimos necesariamente a tener mucho sexo, pero sí a disfrutar sin prejuicios tus preferencias personales e incluso a amar tu cuerpo como es.
  9. Cultiva el intelecto
    Leer un libro, tener una conversación estimulante o ver una película provocadora son formas de cultivar el intelecto. La mente también es una parte clave del desarrollo del espíritu, así que no la abandones durante el año.
  10. Haz ejercicio
    Puedes pensar ¿qué relación tiene el cuerpo con la evolución espiritual? Pues la respuesta es: mucha. Si cuidas y quieres a tu cuerpo, tu espíritu también se desarrolla. Toda forma de amor que manifiestes hacia los demás y hacia ti mismo te ayudará a crecer. Quiérete, cuídate y agradece lo que eres.
  11. Evoluciona con los demás
    En las demás personas también encontrarás muchas lecciones para tu espíritu. Relaciónate con el mundo a través del amor y la gratitud, y verás que te rodearás de gente elevada.

Soy Nesim Issa Tafich, ¡hasta pronto amigos!