Cada día son más las razones por las cuales se impone un uso racional y consiente de la energía eléctrica. Sea por ahorro en nuestro bolsillo, o porque ya tomamos conciencia sobre el impacto ambiental, el ahorro de energía es una práctica que vamos a tener que incorporar a nuestra vida cotidiana.
Acá te damos algunos consejos básicos y simples para que ahorres energía en tu casa:
Electrodomésticos: Si bien cada día se presentan nuevos equipos con uso eficiente de energía, los tradicionales consejos nunca están de más.

  • Controlar que el refrigerador esté siempre bien cerrada y procurar abrirla sólo cuando sea necesario.

  • Evitar dejar encendidos equipos de audio, la TV o la computadora. Es un pequeño vicio que repetimos, pero cuando no estemos usando los equipos eléctricos, es conveniente apagarlos. Más allá de ahorrar la energía que consumen, éstos equipos suelen emitir calor, con lo cual también ahorramos en refrigeración.

  • Si estás por comprar algún electrodoméstico nuevo, es conveniente que te informes de cuáles son los que cuentan con consumo eficiente de energía (hoy en día hay muchos y en gran variedad de precios) y cuáles generan menos daño al medioambiente.
    Iluminación: no es uno de los factores que más electricidad consume dentro del hogar, sin embargo, es uno de las variantes que más está desarrollada en el uso eficiente de energía. Acá te damos algunos consejos para potenciar el ahorro de luz.

  • El paso más simple que se puede hacer es apagar las luces que no utilizamos. Más allá de eso, se puede utilizar una iluminación más racional: usar iluminación dirigida para diversas tareas como cocinar o leer, por ejemplo.

  • Otra acción que podemos tomar es cambiar los focos de luz por lámparas de bajo consumo. Si bien son más caras, en muchos casos mucho más caras que las regulares, hay que tomar en cuenta que a la larga resulta más económico utilizarlas: generan menos calor, duran más tiempo y brindan una luz más nítida.

Temperatura del hogar: En verano, el calor en la ciudad es insoportable, pero no hay que descuidarnos. El aire acondicionado es uno de los electrodomésticos que más consume durante esta época del año, por eso es mejor controlarse y ser precavidos.

  • Hoy en día ya se comercializan equipos de bajo consumo y con tecnologías “sustentables”, así que estás pensando en comprar un aire, infórmate sobre cuál te conviene. En el caso en que ya tengas, es recomendable que mantengas cerradas las puertas y ventanas del ambiente que quieras refrigerar.

Otras recomendaciones: acá te damos algunos tips que se suelen dar para reducir el consumo con pequeños hábitos:

  • Usar la plancha lo menos posible. A la hora de planchar, acumular la mayor cantidad de ropa posible y regular la temperatura de acuerdo a la prenda que se está planchando.

  • Al igual que con la plancha, la lavadora lo justo y necesario. Procurar juntar la mayor cantidad de ropa posible antes de empezar con un lavado (de esta forma no sólo se ahorra electricidad sino también agua).

  • Los electrodomésticos que más energía consumen (en términos generales) son: el aire acondicionado, la secadora, el lavaplatos y el microondas. Una buena forma de ahorrar electricidad es buscar la forma alternativa de utilizar estos productos para consumir menos.

Soy Nesim Issa Tafich, ¡Nos vemos pronto!

www.familia-coahuila-issa-tafich.simsamexico.com.mx