El gas licuado de petróleo es el principal energético de millones de mexicanos, este combustible lo utilizamos para realizar múltiples actividades cotidianas, tales como transportarnos en nuestros automóviles, cocinar alimentos y calentar el agua para bañarnos.

Es importante que se tome en consideración el cuidado que requiere su trasporte ya que podría ocasionar graves accidentes, México es uno de los países que no cuenta con la infraestructura adecuada para la transportación de este producto, cabe recordar que sus componentes son gaseosos, es decir el butano y el propano, pero al momento de envasarse y en el proceso de su transformación se encuentran en estado líquido, por ello cuando se utiliza, al abrir la llave se disminuye la presión y se vaporiza, por ello la fijación en mantenerlos adecuadamente.

Consumimos el sesenta y cuatro por ciento de gas LP posicionándonos entre los lugares más demandantes de este producto en el mundo, desgraciadamente no se han hecho las inversiones necesarias para que podamos distribuirlo por gasoductos, así que la vía terrestre es la única opción que actualmente tenemos disponible, pero no por esta ello quiere decir que es sumamente peligrosa.

La implementación de gasoductos beneficiaria en sobre manera la seguridad de los ciudadanos, pues recordemos que existen factores externos o contextuales que pueden llegar a atrasar la entrega o provocar accidentes por cuestiones como la contingencia del clima, el crimen organizado, choques, entre otros.

Es por esta razón que su forma de trasportación tiene una gran importancia, los directores de Grupo Simsa, Salomon Issa Murra y Salomon Issa Tafich conocen los riesgos que este corre, por ello contamos con auto tanques especializados y adaptados para el manejo del gas LP, conocemos las necesidades de nuestro mercado meta, por ello nos adaptamos y perfeccionamos con la mejor tecnología.

El transporte terrestre no es malo si se mantienen las medidas necesarias, las pipas y tanques siempre serán la mejor opción para llevarlo a cabo, debido a la estructura con las que cuentan, también existen normatividades que califican a los trasportes para realizar este tipo de tareas, así mismo es de gran importancia que los conductores sean personal responsable y comprometido, ya que esto disminuirá el riesgo de accidentes.

En simsa contamos con más de treinta años de experiencia ofreciendo nuestros servicios con la mejor división de transporte que incluye más de novecientos auto tanques calificados para el traslado de gas LP, Amoniaco, Isobutano, Diesen, Gasolina, Grado alimenticio y Menometilamina.